videntes recomendadas
 
 
 
 

 

57.-.SUN / LO DOCIL (LO PENETRANTE, VIENTO)

 

lo docil

 

Sun, Lo Suave, Viento, Madera
Sun, Lo Suave, Viento, Madera.

Se trata del hexagrama que corresponde a la hija ma­yor, tiene por atributo la penetración: nada hay que se introduzca por todo con más facilidad que el vien­to o las raíces de un árbol que crece. El principio de la oscuridad, rígido e inamovible, es disuelto por el principio de la luz que lo subordina con suavidad. En naturaleza, es el viento qué dispersa las nubes acu­muladas, dejando el cielo claro y sereno. En la vida  humana es claridad penetrante del juicio que dese­cha los oscuros motivos ocultos. En la vida de una co­munidad es la influencia poderosa de una gran per­sonalidad que descubre y destruye las intrigas como la luz del día.

 

EL JUICIO:

"Lo penetrante. Exito a través de lo pequeño. Apro­vecha tener un lugar donde ir. Aprovecha ver al gran hombre".

La penetración produce efectos graduales y que pasan desapercibidos. Se trata de una influencia que no cesa. Los resultados no son tan aparentes a la vista como los de un ataque por sorpresa pero son mu­cho más duraderos y completos. Si alguien es capaz de producir tales efectos no cabe duda que llegará a su meta. Con poca fuerza puede obtener sus propósitos subordinándose a un hombre eminente que sea capaz de crear el orden

.

LA IMAGEN:

"El viento sigue uno sobre otro. La imagen de la sua­ve penetración. El hombre superior extiende sus fuerzas por todas partes y saca adelante sus empresas".

La penetrante cualidad del viento depende de que no ce­se. Esto es lo que lo hace tan poderoso. El tiempo es su instrumento. De la misma manera un gobernante puede penetrar en el alma de su pueblo. También requiere ejercer su influencia por su gobierno e ilustra­ción. Sólo cuando sus órdenes han sido asimiladas por la gente es posible actuar de acuerdo a ellas: La acción sin preparación previa del terreno sólo acarrea rechazo.

 

LAS LINEAS:

Seis en la base significa: "Avanzando y retrocediendo, la perseverancia de un guerrero fructifica".

A menudo la suavidad llega a parecerse a la indecisión. No es ne­cesario sentirse bastante fuerte para avanzar con re­solución. Pueden acechamos un centenar de dudas que nos muevan de uno a otro lado. En tal situación, lo apropiado es adoptar la resolución militar: hacer re­sueltamente lo que la orden requiere. Una disciplina resuelta es muchísimo mejor que la licencia irresoluta.

Nueve en la segunda línea significa: 'Penetración bajo la cama. Sacerdotes y magos son usados en gran número. Buena fortuna. Sin reproches".

En los tiempos en que hay que pactar con enemigos ocultos pueden venir influencias de los rincones más oscuros y afectar al pueblo por sugestión. En momentos como és­te es necesario ubicar muy bien cada cosa en su lugar para determinar la naturaleza de las influencias que aprovecharemos. Esta tarea corresponde a los sacerdo­tes. Remover las desventajosas corresponde a los magos. Se trata de un esfuerzo anónimo que requiere un es­fuerzo vigoroso e infatigable. Cuando tan extrañas influencias son descubiertas y sacadas a la luz pública, pierden su poder sobre el pueblo.

Nueve en el tercer lugar significa: 'Repetida pe­netración. Humillación".

La reflexión penetrante no debe llevarse demasiado lejos, ya que coarta el poder de decisión. Después que un asunto ha sido apropiadamente ponderado es esencial tomar una decisión firme y actuar. Las deliberaciones reiteradas traen nue­vas dudas y escrúpulos y a través de ellos humillación, ya que uno, se encuentra incapaz de actuar.

Seis en el cuarto lujar significa: "El remordimiento se desvanece. Durante la caza se cogieron tres clases de venados".

Cuando una posición de responsabilidad y la acumulación de experiencia llevan a alguien a combinar la modestia innata con la acción enérgica, se encuentra asegurado un gran éxito. Las tres clases de animales servirán para ofrecerlos a los dioses, festejar a los huéspedes y para el consumo diario. Cuando la caza logra los tres propósitos se puede considerar especialmente exitosa.

Nueve en el quinto lugar significa: "La perseverancia trae buena fortuna. El remordimiento se desvane­ce. Nada que se haga no aprovecha. Sin comienzo pe­ro con final. Antes del cambio, tres días. Después del cambio, tres días. Buena fortuna".

Es el momento pa­ra cambios y aumento. Debe adoptarse una actitud correcta con rapidez. Siempre debe considerarse todo cuidadosamente, ponderando las cosas una y otra vez. Luego del cambio también hay que pesar cuidadosamente sus efectos. Tal trabajo cuidadoso trae consigo la buena fortuna.

Nueve en la cima significa: "Penetración bajo la ca­ma. Pierde sus bienes y su hacha. La perseverancia trae desgracia".

Un hombre entiende que ya ha pe­netrado Io suficiente. Busca influir hasta en los rincones más secretos. Pronto comenzarán a combatirlo con decisión. Todo intento de entrar a los dominios ­de la oscuridad sólo puede traer daño.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

<VOLVER>

 
   
 
 
 
 
Aviso Legal | Politica de privacidad | Condiciones de Uso Web

806 Precio del Minuto: Máx. Fijo: 1,21;Movil 1,57 Euros. IVA incluido. Mayores de 18 años
91 217 61 29 -: En este número fijo, puede hacer su consulta mediante Tarjeta, Visa y Mastercard.